Overblog
Editer l'article Suivre ce blog Administration + Créer mon blog
3  AMERICAS   BY   BICYCLE

MES VOYAGES AUX TROIS AMERIQUES EN VELO

ARGENTINA SIERRA RIOJA

POR LOS VALLES FERTILES Y LOS PARQUES DESERTICOS Desde Alpasinche hasta Balancito Dormí por la tercera vez en Alpasinche, y Salí temprano en la dirección de San Blas, Famatina y Chilecito. Durante 20km, la ruta pasa ondulando por el valle estrecho de San Blas. Este es muy verde, con árboles, huertas, viñas y pastos, con pueblitos uno atrás de otro. Después son 35km de altiplano seco y caloroso hasta Pituil. Pituil es otro oasis, con arboles, huertas y pastos. Después viene de nuevo el altiplano seco, con 2 oasis, y llegue a Campana. Aquí doble a la izquierda, y entre en otro valle, atrás de una sierra seca. El próximo oasis esta a 13km, Ángulos, adonde acampe. Después son 30km de sierra seca, con declives fuertes, rocas desnudas, impresionante más nada fabuloso, con la cuesta del “Aguadita”, 10km de pendientes para llegar a un paso, altura por los 2300m. Después vienen 20km de bajada rápida para llegar a Famatina, otro oasis grande. Son 15km mas de bajada rápida para juntar la ruta 40, y 15km más de bajada suave con viento en contra para conocer la capilla de San Nicolás. Hay que decir que todos esos pueblitos tienen una capilla antigua, sencilla, más muy bonita, y un parque agradable con árboles y sombra. Después son 10km de subida para llegar a Chilecito, un pueblo moderno y turístico, 5mn es suficiente para conocerlo. Y vienen 13km de bajada suave con viento en contra, para llegar a Nonogasta, otro oasis. Allí encontré un ciclista Belgo, Xavier, muy simpático. El esta recorriendo Argentina y Chile despacito desde 18 meses, siempre haciendo camping salvaje en el campo, sin carpa ni calentador. Tomamos un café juntos, y después encontramos un lugar muy bonito de camping, con árboles, sombra, y un canal largo para la ducha. Hicimos un fuego, tomamos mate, y charlamos bastante. Fueron un anochecer y un desayuno apasionante. Saliendo de Nonogasta empieza la subida de la cuesta de “Miranda”. Son 15km de subida suave y derecho, y 15km de pendiente en caracol por el ripio, para llegar al paso, 2090m de altura. No tiene nada difícil, al momento que empecé a notar el esfuerzo llegue al tope. Al principio seguimos por el altiplano seco, con 2 oasis. Después del tercero puente la ruta entra de verdad en la sierra, de color rojo. Sigue el lecho del rió, mas muy arriba. El rió mismo esta al fondo de un valle muy estrecho, con barrancas y un poco de pastos de paja amarilla. Solo hay un hotel de lujo, al crucero con otro rió. Este pasa por un cañón estrecho, con las paredes verticales de roca marrón. Por suerte el puente pasa al tope del cañón. Después la ruta se aleja mas y mas arriba del rió, con balcones, y tenemos vista de todo el valle, rodeada por las sierras rojas, mirando por atrás. Mas adelante, el rió entra en otro cañón, muy hondo este, entre dos paredes de barranco todo gris. Al fin llegue al paso, con la vista del otro valle, un altiplano de paja amarilla, en declive suave. La sierra se ancha muy rápidamente. La bajada rápida es corta, y después viene una bajada suave durante 20km, ondulando, por el ripio. Al fin doble a la derecha, siguiendo los cables eléctricos, por una ruta de ripio muy arenosa, y sobre todo con mucho viento en contra, por la meseta seca, para llegar a Balancito. Aquí acampe al lado del comedor, al crucero con la grande ruta. De Balancito hasta San Juan, los parques deserticos El día siguiente hice los 30km para llegar al parque “Talampaya”, adonde acampe. Pues Es un cañón, entre 2 paredes rojos muy altos, 120m, a veces esculpidos por el agua, cruzando la sierra antigua. Se hace por camioneta, y hay 4 paradas. La pena que la camioneta va de prisa, y pasa por lugares muy lindos sin pararse. También hay unos dibujos antiguos de la temporada de los indios, y unos animales salvajes. Y hicieron un parquito con los árboles y matorrales del lugar, poniendo el llamado de la especie a cada. Al fin el cañón se abre sobre el altiplano, y al fondo se ve la sierra colorada, roja. Aquí hay rocas esculpidas por el viento que tienen formas particulares. Es bastante bonito e impresionante, y merece la vuelta. Después hice 60km con viento en contra, y 20km con viento a favor, por la meseta seca, para llegar al parque “El Valle de la Luna”. Este parque es más fabuloso. La pena igual, que se conoce por camioneta, que va de prisa, con 5 paradas, y pasamos también por lugares muy lindos sin pararse. Aquí se hallan los dinosorios los más antiguos del mundo. El lecho del rió pasa por un valle ancho y largo, a bajo de la meseta, todo blanco, echo con colinas, con unos lugares pequeños verdes de árboles. En otros lugares hay paredes, cortos o largos, de algo como 15m de altura, con la vista de las capas de sedimentos, y el tope más ancho que la pared, con petroglifos de plantas por la pared. Después hay rocas esculpidas por el viento, con formas particulares. Hay un lugar con huevos de dinosorios, de verdad son piedras de forma de bola. Y el circuito al fin rodea la pared de la sierra colorada, roja, vertical, con ranuras verticales hechas por el agua, imponente. Después la ruta sigue por el altiplano seco, al pie de la sierra seca baja, y entra en el parque del valle fértil. Pues hay unos oasis con pueblitos, mas no tienen capillas ni parques, solo pequeños almacenes. Y llegue al pueblo San Agustín del Valle Fértil, otro oasis, con capilla y parque este. Después son de nuevo 70km al pie de la sierra baja y seca, por el altiplano seco, con unos oasis con pueblitos. La ruta sigue ondulando, y el calor es tremendo, a pesar que estamos solo el 20 de octubre. Además sopla un viento caliente que te quema por adentro. Pues hay una pendiente de 2km antes de Chucuma, el ultimo pueblo. Del tope se ve todo el altiplano inmenso, vació y salvaje hasta atrás Villa Unión y al Este la sierra de Chepes. Y por adelante se ve toda la llanura seca de San Juan, igual vacía e inmensa. Mirando a la lejana, vi. estancias muy largas amarillas, y me pregunte ¿mas que es eso? ¡No hay nada particular allá en el mapa! Pues baje rápidamente con viento a favor durante 10km para llegar a esta llanura. Aquí una camioneta me sobrepaso, y se paro unos metros adelante. El chofer me propuso de llevarme hasta San Juan capital, a causa del calor y de la sequía, y por éste motivo mismo, acepte. La ruta sigue ondulando por la llanura seca, mas seca como no se puede. Los matorrales tienen las ramas negras, como quemadas, y mueren. Por todo lado aparece la arena desnuda, con pajas secas, amarillas o negra. Parece que hubiera un incendio recién. Mas adelante es peor aun. No se queda nada, ni algarrobos ni espinas. Solo sobreviven pajas y retamas desamarradas por la arena. Esas estancias larguisimas son las amarillas que vi desde el tope de la subida de Chucuma, el desierto que crece con la sequía. El calor es insoportable, ya sobrepasa el calor de pleno verano. El aire es seco, árido, con este viento caliente que quema todo. Y es así hasta 50km después de Mendoza capital, por lo menos. El chofer me explico que por aquí no llovió desde más de un año. Las nubes se juntan, mas pasan, empujando por el viento caliente. Y este viento, que sopla desde meses ya, no es normal, nunca había. Pues todavia se quedan la huerta y las viñas todo verdes al alrededor de San juán y de Mendoza, gracias al os canales de irrigación. Solo van a tener vino dulce, moscatel, con este calor…

Partager cet article
Repost0
Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :
Commenter cet article