Overblog
Editer l'article Suivre ce blog Administration + Créer mon blog
3  AMERICAS   BY   BICYCLE

MES VOYAGES AUX TROIS AMERIQUES EN VELO

ARGENTINA PROVINCIA DE ENTRE RIOS

ARGENTINA PROVINCIA DE ENTRE RIOS desde Concordia hasta Gualeguaychu Entonces entre en Entrerios por la ciudad de Concordia. La ciudad es bonita, con edificios antiguos en el centro, y casas típicas argentinas por todos lados. Hice también un paseo por la costanera, muy agradable, pero no fui hasta los camping y balnearios que están en cada cabo. Luego seguí el rumbo por la ruta 14. No tiene tanto tráfico, y sobretodo tiene una banquina ancha con varas de despierto, y se puede andar entre el campo y las barras, es decir bien alejado de los camiones. 30km después me pare en una aldea, Pedernal, adonde pedí el permiso a la dueña del kiosco de acampar. Pues ella es jubilada y viuda, bastante sola, y entonces pasamos la tarde a charlar, a veces vinieron 2 señores pensionistas en la charla. El día siguiente me fui hasta Colon. Es un pueblito pequeño sin interés por si mismo. Pero tiene una playa de 5 Km. de longitud, rodeada de balnearios arbolados. Al Norte esta el puerto con veladores y lanchas, y un balneario tranquilo. Por el sur están los miles de pingüinos, ruidosos, en grupos, ligando, gritando, chantos, agitándose, es decir los turistas. Por suerte encontré un camping alejado y vació. Seguí hasta Concepción del Uruguay, una ciudad moderna y triste, con unas casas bonitas no más, gente con el rastro cerrado, y el puerto industrial en lugar de costanera. Entonces me huye a pesar del calor, hasta Gualeguaychu. El paisaje sigue monótono, apenas ondulando, con viento en contra regular, alternando cereales, pastos con espinosos y algarrobos desparramados, y bosquetes de eucaliptos. Gualeguaychu es otra ciudad moderna con unas casas bellas. La gente es igual con rostro cerrado y caretas, muy desagradable a ver. El único interés es la línea larga de balnearios. El rió hace una ansa, y además hay una isla ancha. Pero casi todo es privado, y sino no tiene árboles ni acomodación. Pues me fui a un camping con balneario, 40 pesos la noche, porque estuve muy cansado. Pase todo el anochecer a charlar con el portero, que es un fiel de la religión Africano, una mezcla de todos los rituales de las religiones exóticas, shaman peruano, baile iraní, yin-yan, reencarnación hindú, animismo negro, angeles… El día siguiente tome el colectivo hasta Buenos Aires capital, porque la ruta no tiene ningún interés, y además se hace muy peligrosa. Cambia autopista y se acaba la banquina. Llegue el 31 de Diciembre y Micky me convidó a pasar el año nuevo con su familia, muy lindo. Me quede una semana en Buenos Aires para descansar y hacer compras y encontrar unos ciclistas. Ahora voy a San Luis seguir el rumbo.

PROVINCIA DE ENTRERIOS Desde Victoria hasta Parana por la ruta 11 Victoria y Diamante Cruce el rió por colectivo, que no es permisivo andar por el puente. Mi sillón me costaba 10 pesos, y me cobraban 20 pesos por la bici, un poco ladrón con el gringo. Y llegue en Victoria, con lluvias débiles. En realidad hay dos ríos, separados por un pentano, y el todo hace como 50km de ancha. Victoria es un pueblo chico, pero muy lindo. Todas las calles son rodeadas de casas antiguas, típicas de Argentina, fachada decorada de un piso, y un techo solo atrás. Además en la plaza mayor esta la catedral blanca, con dos torres altas, con techo redondo azul, y la nave central de estilo clásico. También se encuentra la municipalidad, grande edificio rozo clásico, de 2 pisos, con un casco central y dos alas, columnas y ventanas que se acaban en medio arco, y cerca dos manzanas de estilo clásico italiano. A bajo esta la costanera rodeando el rió. Como llegue a medio día a Victoria, decidí de seguir por la ruta 11, porque tenia cita en Diamante por el sábado. En realidad no hay mucho trafico, unos camiones no más. La ruta sigue siempre ondulando suavemente por pastos y bosquetes. Él rió se ve solo por la salida de Victoria, y adelante la ruta se aleja. De vez en cuando hay aldeas con molinos, es decir silos de metal para las cereales. Dormí en Molino Doll, en el jardín de la policía. Me convidaron a la cena y al desayuno. Llegue a Diamante Sábado a medio día, en la familia de Soledad, una joven que recorrio Argentina al dedo, una socio de Hospitality-club. Ella me recibo muy bien en la casa de su familia, como si fue un conocido desde hace ya mucho tiempo. Charlamos, burlamos, y como el padre toca guitarra, tambien toque unas canciones con la mandolina. El domingo hicieron un asado familiar, 20 personas, por el cumpleaños de la abuela, ya 86 años. Gente humilde, pero muy simpática, una mesa larga a bajo de la viña, bancos, muchísima comida, Pierre un pesito mas, el ciclista con el esfuerzo que haces, come, pues les deje imaginar. Diamante es un pueblo chico, moderno, alejado de unos kilómetros de la ruta, y entonces silencioso, y a lo largo del rió. Solo en la calle Eva Perón se quedan casas antiguas típicas de Argentina, y 2 casas decoradas que servirán de teatro. Lo impresionante es la catedral, en la plaza mayor, enorme, con 2 torres con techo redondo azul, una grande copula en el centro, lo todo de estilo barroco. A su lado esta una casa larga y baja, decorada, azul, la policía, y la comunidad, con una torre romántica chica con una reloj. Mas adelante por la derecha se baja al rió, al puerto moderno con enorme molino y barcos de transporte, y al balneario con muchos árboles, ideal para pescar o tomar mate mirando al rió. Esta pequeña ruta después serpentea 10 Km por pastos hasta llegar a la ruta 11. Por a izquierda se va a la punta gorda, un punto de vista encima del rió y del puerto viejo, de pescadores. Unas lanchas de madera esperan en la bahía. El rió es ancho, azul como el cielo rodeado por acantilado por el lado de Diamante, y por el pentano arbolero de riñes, árboles chicos con tronco negro. Y la puesta del sol sobre el rió es espectacular. Paraná El lunes seguí por la ruta ondulando por campos, agrícola y bosquetes, hasta Paraná. También es una ciudad moderna. Por la entrada note una iglesia moderna, de adobe rojo, de estilo gótico, con los arcos muy agudos. Después todo se pasa por la plaza mayor y la calle peatonal. En la plaza sobrepasa la catedral blanca, de estilo clásico con el portal tipo templo griego, es decir columnas y techo triangulo, y dos torres y una copula azul al centro. Por el opuesto esta la municipalidad, otro edificio blanco, de estilo clásico francés, bajo y largo, con una torrecita con reloj. Por la calle peatonal están unas casas antiguas con la fachada decorada, y sobretodo el club español, de estilo árabe-andaluz, amarillo, con esculturas y decoraciones espléndidas. Mas adelante se encuentra otra iglesia de estilo clásico, con 2 torres con techo en copula azul, arquitectura que parece típica del Litoral. La otra caminata es por la costanera. El rió esta 30m a bajo, y el parque Urquiza esta encima. Tiene lindos árboles con flores, y vistas al rió, ancho, rodeado por el otro lado por el pentano y sus riñes. De este parque se baja a la costanera por escaleras o por calles serpenteando, todo el declive esta con césped y matorrales y llenado de escaleras, adonde la gente se siente para tomar mate y charlar. También la muchedumbre pasea por la vereda ancha, con cerámica, a lo largo del rió, durante unos kilómetros. Aparte de eso, las calles son estrechas, con trafico ruidoso. Pues toque mandolina en el hostal, y había también Argentinos tocando y cantando folklore, teníamos una anochecer simpática.

Partager cet article
Repost0
Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :
Commenter cet article