Overblog
Editer l'article Suivre ce blog Administration + Créer mon blog
3  AMERICAS   BY   BICYCLE

MES VOYAGES AUX TROIS AMERIQUES EN VELO

ARGENTINA PASO DEL CRISTO REDEMPTOR

PASO DEL CRISTO REDEMPTOR MENDOZA - SANTIAGO DE CHILE Pues yo no fui a Chile, pero hice dos otros pasos cerquitos Desde Barreal hasta Uspallata De Barreal seguí por un valle a dentro de la sierra seca hasta Uspallata, 110km sin agua, soleado, seco y ventoso. Tome los 10 litros de agua que lleve conmigo. Pues el paisaje es monótono, el valle esta ancho, piedra, pajas y retamas, y de cada lado, mas lejos y en el humo, la sierra. La ruta sube suavemente por 50km más o menos asfaltados, hasta el paso, tal vez 3000m de altura, y después se queda llana 30km, par bajar al fin hasta Uspallata, 2000m. La segunda parte es 50km de ruta de ripio fea, con riachuelos, piedra y posos, y 15km de asfalto. El único acontecimiento es la encuentra con un ciclista de Esquel, que iba al paso de Agua Negra. Llegue muy cansado, por las 5, al camping municipal de Uspallata, carísimo, 12 pesos, y casi abandonado. Empecé a armar la carpa, cuando la familia del lado me convida a conversar. Pues estaba una familia de ciclistas locales, familia Castillos, acabando de comer un asado con unos amigos Chilenos. Tenia muchísima hambre, y entonces no tenían que rugarme. Comí y tome. Después de un rato largo, todos nos fuimos a la casa, adiós el camping. Y seguimos comiendo y tomando vino. Nos acostamos muy tarde, por supuesto. El día siguiente me despierte a las 8, y prepare la bici muy despacito, con dolor de cabeza. Por las 10, Salí para ir a los Penitentes. Pues hice 20km de subida, y de repente encontré un viento loco en contra. Después de 5km más, abandone la idea de subir hoy. Baje durante 15km, y encontré otro viento, a contra también. Me dije, que suerte, el viento cambia de lado, ahora si va a empujarme. Y revolví por la subida. Pues no, al mismo lugar había el mismo viento loco, sin esperanza de subir más. Entonces revolví a la casa del señor Castillo, 60km para quemar el vino. Estaban comiendo otro asado, y me convidan de nuevo, mas esta vez tome solo graciosa. Todo el barrio estaba de mesa, y había tanta carne que seguro mataron una vaca entera. Me explicaron que tenga de salir lo mas temprano posible, porque este viento se amplia con la hora. Pues nos acostamos mas tarde aun, además que esperaban a amigos de Mendoza Capital. Por la mañana Salí a las 6h30, sin desayuno, sin ruido, como un fantasma, de Uspallata, 1700m de altura. Y logre a subir hasta Penitentes, mi proyecto, altura 2700m, 65km, 7h. Pues la subida es suave, ondulando, mas todavía había viento. Después de 10km la ruta junta el lecho del rió, y lo sigue hasta el túnel. De esta quebrada del rió vienen los cambios de dirección de viento. La ruta pasa por un antiguo valle de glaciar, entre 2 paredes de cerros altos. Todo es muy seco, roca con unas pajas agarradas, y unos acebos. Al frente hay un cerro con la cima blanca de nieve, mas no es el Aconcagua. Lo más estupefacto es la altura de los cerros, y a veces arroyos que salen de quebradas estrechas, otros antiguos valles de glaciares: Penitentes mismo tiene unos edificios, hoteles y restorantes, mas no hay solo un almacén abierto en verano. Esta al pie de un cerro ancho, alto, pelado, triangulo. Por el lado de Mendoza La boca del túnel El día siguiente deje el equipaje en el albergue, y subí, saliendo a las 7, hasta la boca del túnel, 3200m de altura, 22km, 3h. Siempre había viento. Pase los 2 túneles precedentes al internacional por el camino de las mulas, el primero por el lado, el segundo por encima, que la bici no tiene luz. Infelizmente el paso del Cristo estaba cerrado por nieve. Entonces baje despacio para admirar el paisaje. La boca del túnel misma es al pie de una línea de cerros con el tope blanco de nieve. El rió es aquí muy estrecho. Más a bajo se llena y se ancha, con el agua de arroyos que salen directamente de los glaciares, por cada lado, encascadas. Llegue al parque de los Horcones, entrado del camino par el Aconcagua. (Me gustaría la ascensión, mas ya a 3000m de altura sufro mucho). Pues es muy bonito, hay una caminata de una hora por la pampa, cubierta de flores amarillas y blancas. Tiene carteles de explicaciones. Pasemos al lado de un arroyo, con piedras enormes, abandonadas hay miles de años por los glaciares: Pasemos al lado de lagunitas de agua de cristal, viendo directamente de los glaciares actuales. Y al un fondo tiene la vista de un volcán, pared altísima, escarpa, lisa, rosa, y al otro fondo el Aconcagua, negro y blanco, mas alto aun, grueso, gigantes, 6970m, el cerro el mas alto de los Andes. Pues baje al puente del Inca, adonde esta el ejercito, y desgraciadamente lleno de restorantes y tiendas de recuerdo. Tiene un almacén, un refugio y un camping. El puente parece un hueco en la roca, ancho y largo, amarillo, con el rió corriendo a dentro, mas no es. Al principio, hay millones de años, había un glaciar, con el agua pasando a bajo. Como el agua del rió tiene sales, esos se pegaron por películas, durante siglos, al techo del glaciar; Cuando desapareció el glaciar, se quedaba el puente. Y las sales siguieron pegándose al techo del puente. Al pie del puente se quedan las ruinas de un hotel de lujo, y al lado una capilla. El día siguiente baje a Uspallata, y me fui a dormir al camping ante el hotel Uspallata, bien y buen precio, 8 pesos. La ruta 52 de Uspallata a Mendoza Capital, 115km Salí de Uspallata temprano, por una ruta de ripio, rodeada de árboles grandes, todo de sombra entonces, que mas agradable y bonito. Mas después e 2km entre en la pampa seca, sol, piedras, arena, espinas y paja. La ruta sube durante 30km, suave, regular, hasta el paso, 3100m de altura, 1400m de desnivel. Pues esta parte parece sin fin. Acá hay una cruz de madera grande, antigua, del tiempo de los Jesuitas. Y también con suerte se puede ver el Aconcagua y sus vecinos. Yo tuve cielo nublado. Después son 4km de ruta ondulando, por la cima, para pasar al otro lado de la sierra de Mendoza. Y de repente llegue a la bajada del año, es decir con 365 curvas fuertes, muy pero muy inclinada, una locura. Del tope ya se ve las curvas, y al fondo la llanura de Mendoza, tanta Baja. Son 22km de ripio bajando, par llegar a las termas de Villavicencio, sabéis las botellas de agua mineral. Pase al lado de quebradas de riachuelos, de paredes esculpidos por el viento y el agua, y sobretodo siempre esta vista loca de las curvas muy cerradas, agarradas a la sierra con la llanura tanta baja. Pues las termales son como una isla verde, un bosquete con un hotel grande de techo rojo, a dentro de la sierra seca. Acá empezó el asfalto, con las espinas y pimientos, una bajada rápida de 12km, y después una bajada suave, larga, y ondulada durante 25km, con viento en contra, y al fin 20km de barrios llanos par llegar al centro de Mendoza. La ruta entre por la ruta San Martín, rodeada de árboles, que va derecho al centro, por huertas y viñas.

Partager cet article
Repost0
Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :
Commenter cet article